Just another WordPress site

Ulysses, la escritura markdown llevada al siguiente nivel

9

Detrás de la simplicidad de la interfaz de Ulysses, la famosa aplicación de escritura para Mac, iPad e iPhone, se esconde mucha información. Desde el sistema de organización de los textos que manejamos con la aplicación hasta la propia interfaz de escritura, con su corrector, estadísticas, objetivos, etc. Veamos la app en profundidad centrándonos en sus tres pilares principales: organización, escritura y herramientas extras.


Organización: donde todos los textos tienen cabida

Organizacion

Ulysses se presenta como una app en la que podemos almacenar todos los textos que necesitemos escribir. Ya sea una novela, un artículo para un blog o un diario, todo tiene cabida en Ulysses. Los textos, de forma predeterminada, se guardarán en iCloud, por lo que los encontraremos sincronizados entre nuestro Mac, iPad e iPhone.

Toda la organización sucede en la barra lateral izquierda de la app. En esta sección encontramos dos apartados principales. En el apartado Biblioteca podemos acceder fácilmente a todos los textos que tengamos guardados en la app, los escritos o editados en los últimos 7 días y a los eliminados. En el apartado iCloud encontramos nuestros proyectos, los que podemos asimilar a carpetas, donde almacenar nuestros documentos.

Synchronization

Junto a la organización, Ulysses ofrece una potente herramienta de búsqueda con la que encontrar prácticamente cualquier texto. Dentro de la búsqueda podemos indicar que queremos concretarla, por ejemplo, a un encabezamiento, a unas negritas, a un enlace o imagen, a una cita, etc.

Dentro de cada proyecto creamos lo que Ulysses llama hojas. Las hojas son los documentos de texto que conformarán el proyecto, con la única diferencia de que no necesitan ni nombre ni que las guardemos. En este artículo, por ejemplo, cada uno de los apartados es una hoja, así puedo, si me conviene, reordenarlas a mi gusto antes de producir el texto final.

El sistema de hojas de Ulysses es, probablemente, una de las características que más me ha gustado del editor, ya que, entre otras cosas, nos permite marcar ciertas páginas como “material” que no se incluirán en el documento final, pero nos permiten anotar información.

Escritura: sin distracciones y con las herramientas necesarias

Escritura

El apartado de escritura, que es donde más tiempo pasaremos dentro de la aplicación, se caracteriza por un diseño muy simple. La mayoría de las opciones están escondidas tras la barra de menú y podemos acceder a ellas siempre que las necesitemos con uno o dos toques, pero sin que lleguen a estorbar o a desconcentrarnos del objetivo principal de la aplicación: escribir sin distracciones.

Importante recordar que Ulysses es un editor de texto Markdown, por lo que usaremos este lenguaje para dar un preformato al texto que luego exportaremos, ya sea en PDF a través de la misma aplicación o en una página web con sus propios estilos.

Empezaremos un nuevo texto con Comando (⌘) + N, con lo que crearemos una nueva hoja y, a continuación, ya podemos empezar a escribir. Añadir imágenes es tan sencillo como arrastrarlas al documento, y para el formato de títulos, enlaces, etc. podemos, o bien usar el formato markdown por nosotros mismos, o tocar el botón AI que nos da acceso a todos los formatos disponibles.

Extras: corrector, anotaciones, estadísticas y mucho, mucho más

Progreso

Una vez hemos terminado, o casi, nuestro texto hay varias operaciones que aún quedan por realizar, como la corrección, por ejemplo. En este campo Ulysses nos ofrece muchas herramientas. Todas ellas se encuentran en una barra lateral derecha a la que podemos acceder deslizando de izquierda a derecha en el texto o tocando el botón correspondiente en la barra de menú.

Esta barra lateral se divide en seis secciones: Vista general, que nos muestra un resumen de las otras, Progresos, Esquema, Anotaciones, Adjuntos y Revisión.

  • Progresos nos permite ver las estadísticas de caracteres, palabras, frases, páginas, etc. Nos da una aproximación del tiempo necesario para leer el texto. Además nos permite configurar un objetivo de longitud, como por ejemplo hasta 2000 caracteres, o mínimo 150 palabras o al menos 20 frases, por citar algunos ejemplos. También podemos establecer fechas límites para la entrega de los textos.
  • Esquema, como su propio nombre indica nos muestra un resumen de los títulos, subtítulos y apartados de la hoja u hojas en que estamos trabajando.
  • Anotaciones funciona como notas al margen. Aquí podemos apuntar correcciones que queremos hacer o simplemente recordatorios de cierta información.
  • Adjuntos muestra un resumen de todos los archivos de la o las hojas.
  • Revisión resume las anotaciones que tenemos pendientes y nos da acceso a la comprobación de ortografía de LanguageTool, un servicio online que ofrece comprobaciones de ortografía, gramática y concordancia.

La aplicación es gratuita en su descarga tanto para Mac como para iPhone o iPad, pero para funcionar requiere una suscripción de 49,99 euros al año o 5,99 euros al mes. En mi opinión, con una profesión en la que escribo mucho cada día, me compensa totalmente la inversión. Las herramientas que me ofrece para ordenar los textos, corregirlos, darles formato y la elegancia y facilidad con la que lo hace me llevan a elegir esta opción por encima de otras.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.